miércoles, 23 de noviembre de 2016



Instinto

En su infinita sabiduría
el hombre pierde el norte
y a la altura de una noche prohibida
abre la puerta al deseo de errar
de matar lo que come;
siente la agitación de caer mientras busca el camino
se revuelve en su cáscara con violencia.
En el sótano climatizado había capas de pesadilla
piel  muerta, sin dirección fija.
Y el rey de los animales vuelve a la lluvia
de la que fue despojado para cumplir
su destino de hombre.





Publicar un comentario