domingo, 22 de octubre de 2017





¿Por qué se vuelve?

¿Por qué vuelve el asesino a la mirilla deformada,
por qué el enfermo, circular cronifica el camino?
Bajo cargas centrífugas
sin la astucia de Ulises
en visiones repetidas
se vuelve y se vuelve y se vuelve.
Nube, viento, polvo, sueño
capa sobre capa, nudo
al comienzo, a la partida.
-----------------------
¿Siempre hay paz en la certeza,
aun siendo papel mojado?




martes, 17 de octubre de 2017





Vendrá la lluvia

Vendrá la lluvia con sus pámpanos de plata
y  comprenderás que una tarde gloriosa
es acuarela en las plumas mojadas de la avutarda.
Tomarán cuerpo los mensajes
en huellas efímeras y nardos alborotados
-elixires a sorbos para las corolas-
Volverá el imperio de los prados,
se renovará en verdes pentagramas
y en fuentes sinfónicas.
Las semillas rasgarán la tierra  y la vida vieja perderá
su negra corteza. Habrá buenas noticias en los árboles piadosos
y en los huesos oponentes.
El canapé de jazmines abrirá perfumes
de par en par
-es así como se propagan las ofrendas,
es así como nos llama
el aire
y nos hace creer en la felicidad y en la nobleza del amor-
Los gatos cerrarán los ojos,
como un claustro con cipreses será su ronroneo.
Sentirás el calor irradiando de tu cuerpo
abierto a las bendiciones
a los ritmos lujuriosos de la lluvia.





viernes, 13 de octubre de 2017



LA FRENTE


Nada más solitario que mi frente
sin cómplices, con signos incubados en las sienes palpitantes.
Con arrugas que hablan más que mi boca
y que se tiñen de rojo cuando te avistan.
Esta frente ingenua,
febril,
desnuda y terca
se entrega a ensoñaciones como el tren a la niebla. 
Entabla conversaciones ficticias con un desconocido
le da vueltas y vueltas al asunto hasta alcanzar el punto de la crema batida.
Es una guerra fría la que entablo bajo esa piel tirante
por la que pasa un rodillo de atropellados pensamientos a cada minuto.
Es extraña la frente: mira sin ver, como un norte que ni la brújula detecta.
Hundida en los huesos sin trastorno,
en balcón a los cuatro vientos
con los cabellos suicidas
o esporádicas visiones que enarcan las cejas y luego las dejan caer
desde un tobogán de desconcierto.
¡Emplea tanto tiempo esta frente en su ruina
en aclimatar recuerdos,
en hacerse una fama!
sí, una fama, que no es precisamente de doncella planchada,
que necesita subir a la superficie
y tomar el sol en cueros y escapar como ave del paraíso
hacia corolas de terciopelo.
Y si se escapan gotitas de sudor
la frente se deja secar, destruir las pruebas
recuperar la calma de los nenúfares.
Todo cabe en mi frente
las arañas que tejen lianas
los monos que saltan de una punta a otra de las orejas...
Pero nunca aprende a nadar y guardar la ropa.

miércoles, 4 de octubre de 2017



Apenas se habla.


Apenas se habla de lo que importa
hay carteles de prohibido en autobuses
en escuelas
y de un modo dispuesto de antemano
prosperan los límites, el manual de instrucciones
para autorretratos desangelados.
Luchamos por tragar el orgullo
con corazas que algún día se quebrarán. 
Somos hormigas en escondrijos
que la lluvia borra con himnos de martillo.
En el boletín oficial el carnaval se disfraza de épica
con informes precisos, cruces, hitos.
Encajamos las molestias con ruedas
de indiferencia ya encarriladas.
Nos hacemos los duros
apoyamos los codos en la mesa
esperando el sol de la tarde en la boca amordazada. 
Y la palabra bipolar sin atreverse
a cruzar a nado los cabos sueltos. 

jueves, 28 de septiembre de 2017



Dibujo
Así te dibujo
en las fuentes, en el apetito
en un sentimiento repentino de orfandad
en la piel cuarteada por un mal año de sequía
en la esquina vestida de grises inhóspitos.
En pequeños signos que abren escotillas en los techos.
En extrañas letanías que recito como un ladrido.
A pedazos, a mordiscos, a suspiros
nunca entero.
------------
Te escabulles por la línea de puntos
por los ojos rivales de los días
disparas brea y te refugias en portales
con aire de agente de seguros
con recetas de felicidad fallidas.
---------------
Eres niebla que abro en sueños
nadando películas con nácar rosado,
ardes en el corazón de una llamita
inútil para los fríos
Te dibujo en hierro forjado

y tú eres humo de jardines.


jueves, 21 de septiembre de 2017



Niños


En un hervidero azul de promesas
se alza la niñez
antes de condensarse en sintagma y en calva niebla.
Veo tu rostro anterior al toro ciego y la sangre maltrecha
sin advertir la cárcel que muda de vestido
en cada invierno para horadar la cantera de ilusiones
que alzaste con las manos hechizadas.
Presiento tu huella de seda en la brisa derretida
y las aguas saladas del canto de la calandria
y tus volcánicas encías en los umbrales
de las azucenas y los pliegues de los claveles.
Yo también te negué tres veces
y puse golosinas en tu boca para apagar tu llanto
que aguza la simetría de un rompeolas
y esa emoción violenta que perturba sin puños todavía
en el hilo de plata de tu baba.
Sé que me alcanzarás desde el hervidero azul
de una forma u otra, ignoro cuándo y te sonrío con la mitad del rostro,
y lloro tu muerte en mí, arlequín perdido en este circo.







martes, 12 de septiembre de 2017




VERSOS TRISTES


Los versos tristes condenan a una lucidez agotadora
su belleza dolorosa, extraviada,
zarandea el estado de inocencia
y te obliga a hacerte un ovillo como un perro que vigila mientras descansa.
Los versos tristes te leen las manos, te leen la lengua
caen accidentalmente desde un piso incendiado
y te aplastan.
Llevan el duelo de la escarcha
pues han enraizado en un lugar oculto
de donde nunca se sale indemne.
Como un faisán perseguido saldrán los versos
tristes a volar más alto que las balas, algunos caerán
dejando a la ciudad sin luz, otros se estrellarán
en quitamiedos.
Las ventanas seguirán cuerdas y los salmos
contaminarán la sangre de estorninos.