miércoles, 25 de septiembre de 2013

Azar de mis azares.
Azar de mis azares, te dejo un sueño 
de luceros jugosos como hematíes
de sonrisas que paran flechas hirientes,
de palabras alegres como tiovivos.
Te dejo mis certezas, y algunas dudas
para arropar tus noches con terciopelo
para alcanzar tu frente, el limpio espejo
que refleja universos aún sin arrugas.
Frecuenta tus pupilas el brillo ansioso
del amor sin dolores y sin medida
la esperanza que abre puertas al alma,
fuerzas que no doblegan las decepciones.
Veo en tu semblante la llama viva
de ideales profundos como los nardos
y el futuro que anida bajo tu pecho  
como flecha y destino inaplazables.
Pero no tengas miedo, todo regresa
en eterno retorno, nada se pierde
y la espiral del tiempo levanta hombres 
para tramar ciudades, hijos y gloria.
Azar de mis azares, te dejo un sueño
como te di cabida en mis entrañas
y besos que curaban como jarabes
y pintaban carmines en tus mejillas.
La vida es desafío, debes amarla
con los ojos abiertos y los pies firmes
pues todo ya fue antes, y sin embargo
las huellas se han borrado de los caminos.
Regresa cuando quieras, aquí estaré
con más dudas si cabe, y esta certeza:
cada gota de sangre fluye en tus venas
con la fuerza invencible de los afectos.
Publicar un comentario